Los 12 Mejores Radiadores Eléctricos

Para mantener los ambientes de la casa cálidos en los días fríos de invierno, aquí te presentamos cuáles son los mejores radiadores eléctricos del mercado.

Cuando llegan los días fríos de otoño e invierno es momento de encender algún sistema de calefacción en casa para mantener las habitaciones y los diferentes ambientes cálidos y acogedores. Por este motivo, los radiadores o calefactores eléctricos son una excelente alternativa si quieres que la casa esté calefaccionada sin tener que invertir en grandes y complejas instalaciones que implican un gran gasto de dinero.

Así, los radiadores eléctricos, también llamados emisores térmicos, son compactos aparatos de calefacción que al estar conectados a la red eléctrica empiezan a calentar los ambientes. La mayoría de estos modelos son de pies, por lo que incluyen patas de apoyo o ruedas para convertirlos en aparatos portátiles, aunque también por lo general algunos radiadores también vienen con soportes para el montaje en la pared.

Estos aparatos de calefacción eléctricos de bajo consumo son una excelente y económica alternativa para calentar las habitaciones de tu casa y consumen poco por su alta eficiencia energética; además de que la mayoría de los modelos cuentan con un termostato que permite regular la potencia del radiador para que solamente utilice la temperatura necesaria para cada ambiente en particular.

En el mercado se pueden hallar diferentes tipos de radiadores eléctricos, como por ejemplo con fluidos térmicos (con aceite) o secos, por infrarrojos e incluso modelos inteligentes que permiten el control de manera remota a través de una aplicación móvil desde un teléfono inteligente. 


Los mejores radiadores eléctricos 2021

A continuación te presentamos nuestra lista comparativa con los mejores radiadores eléctricos del mercado. 

El mejor radiador eléctrico
  • Radiador eléctrico de 1300W de potencia
  • Flujo de aire caliente confortable y constante
  • No genera olores ni humos
  • Cuerpo de aluminio
  • Pantalla LCD digital
  • Mando a distancia incluido
  • 3 modos: confort, económico, antihielo
  • Funcionamiento manual o programable de temperatura, de días y horarios
  • Se incluye soporte de pared y pies de apoyo
  • Botón de apagado total

Orbegozo RRE 1310 es el mejor radiador eléctrico del mercado. Cuenta con un sistema de calentamiento por elementos individuales interconectados entre sí para brindar un flujo caliente de aire inmediato, confortable y constante en toda la habitación.

Su funcionamiento puede ser manual o programable (las 24hs, los 7 días de la semana). Gracias a esto último se podrá programar un horario fijo de encendido y apagado del radiador para que al llegar al hogar, la temperatura sea agradable.

Es de fácil y rápida instalación (se incluyen soportes de pared y pies de apoyo) y mantenimiento. Alto rendimiento sin combustible, sin olores ni humos.

  • Radiador eléctrico bajo consumo
  • 2000W de potencia
  • Rápido calentamiento
  • Paneles de mica
  • Termostato
  • Protección de seguridad contra sobrecalentamiento
  • Distribución del calor homogénea
  • Funciona cuando se activan sus tubos de cuarzo
El calefactor eléctrico con panel Smart
  • Calefactor eléctrico con panel de cristal Smart
  • Potencia de 1500W
  • Diseño elegante, delgado y moderno
  • Indicadores LED
  • Control mediante App Homewizard Climate y pantalla táctil LED
  • Función temporizador para programar apagado automático
  • Incluye pies de apoyo y soportes para montar en la pared
  • Disponible en colores negro y blanco
  • Dimensiones: 76cm x 38cm x 9cm

Princess Smart Glass es el mejor calefactor eléctrico con panel de cristal Smart. Es una opción moderna, inteligente y elegante disponible en dos colores que calefacciona el hogar muy rápidamente gracias a sus 1500W de potencia.

Puede ser controlado mediante una aplicación para teléfonos inteligentes “Home Wizard Climate“ que permite programar el calefactor para que al llegar a casa encontremos las habitaciones cálidas. 

Se puede usar en el suelo ya que incluye pies de apoyo; o bien, en la pared puesto que se puede montarlo con los soportes incluidos.

#4

Precio 141,32 EUR

  • Radiador eléctrico con 8 elementos de aluminio
  • Potencia de 1200W
  • Tecnología de bajo consumo
  • Diseño ligero y delgado
  • Ideal para calefaccionar habitaciones de 12 a 19 m²
  • Cronotermostato digital LCD
  • Incluye mando a distancia y soportes para el suelo
  • Modos: Automático, Eco, Confort, Antihielo
  • Fácil mantenimiento y limpieza
  • Dimensiones: 69 x 58 x 5cm
  • Radiador eléctrico con 12 elementos de calor
  • 2500 vatios de potencia
  • Termostato regulable
  • Confortemp: temperatura ideal con solo presionar un botón
  • Batería 35% más grande
  • 4 ruedas pre ensambladas
  • Asa de transporte en la parte frontal
  • Compartimento para enrollar el cable
El mejor radiador de aceite eléctrico
  • Radiador de aceite eléctrico
  • Termostato regulable
  • Potencia ajustable en 3 niveles
  • Potencia máxima de 2000W y mínima de 800W
  • 9 elementos de calefacción
  • Seguridad contra incendios
  • Compartimento para enrollar el cable
  • 4 ruedas multidireccionales 

Aeg RA 5521 es el mejor radiador de aceite del mercado. Cuenta con un termostato regulable que permite ajustar la potencia de la temperatura en 3 niveles: 800, 1200 y 2000W repartida a través de 9 elementos de calefacción para un calor uniforme en el ambiente.

Gracias a sus 4 ruedas multidireccionales, podrás mover y transportar el radiador de un sitio a otro sin ningún inconveniente y su compartimento para enrollar el cable también colabora para que esta tarea sea fácil y cómoda. 

El radiador eléctrico por su calidad precio
  • Radiador eléctrico inteligente con conexión Wi Fi
  • Control mediante App desde smartphone
  • 2200W de potencia
  • Ideal para calefaccionar ambientes de hasta 46 m²
  • Termostato digital regulable en 6 niveles
  • Distribución uniforme y constante del calor sin remover partículas
  • Impermeable IPx4
  • Pies antideslizantes
  • Esquinas y bordes redondeados 

Xiaomi Mi Smart Space Heater S es el mejor radiador eléctrico por su relación calidad precio en el mercado. Es un radiador inteligente puesto que permite la conexión Wifi para ser controlado mediante una aplicación desde tu teléfono inteligente.

Es perfecto para calefaccionar ambientes con una superficie de hasta 46 m². El termostato es regulable en 6 niveles de temperatura entre los 18 a los 28 °C que permiten una distribución de calor uniforme y constante para adaptarse a cada necesidad y preferencia en particular. Cuenta con pies antideslizantes para apoyarlo en el suelo, además de esquinas y bordes redondeados para mayor seguridad.

  • Radiador toallero eléctrico
  • 2 en 1: calentar el baño y secar toallas húmedas
  • Potencia de 500W
  • Smart Temp: se puede ver en la pantalla LED la temperatura ambiente
  • Estructura de aluminio
  • Ideal para calentar ambientes de hasta 8 m²
  • Impermeable IP24
  • Se incluye kit para instalarlo y anclarlo en la pared
  • Protección contra sobrecalentamiento
  • Radiador eléctrico de Mica
  • Calefacción por convección
  • 2000 W de potencia
  • Termostato regulable
  • Protección contra sobrecalentamiento
  • Seguridad antivuelco
  • Recoge cables
  • Piloto de encendido luminoso
  • 4 ruedas pivoteantes
  • Radiador eléctrico por convección
  • Potencia en 3 niveles: 800, 1200 y 2000 W
  • Calienta superficies de hasta 60 m³
  • Termostato
  • Temporizador 24 horas
  • Distribución uniforme del calor por ventilación lateral
  • Incluye pies para apoyar en el suelo y soporte para anclaje en pared
  • Asas de transporte
  • Dimensiones: 68 x 9 x 46 cm
  • Radiador de aceite
  • Calienta ambientes de hasta 18 m²
  • Potencia de 2000 W
  • 9 elementos de calefacción
  • Termostato regulable en 3 niveles: 800, 1200 y 2000W
  • Indicador de encendido luminoso
  • Sistema para enrollar el cable
  • Asa ergonómica para fácil transporte
  • Ruedas multidireccionales 
El radiador eléctrico más barato
  • Radiador eléctrico por convección
  • Termostato regulable
  • 3 niveles de potencia regulables: 750, 1250, 2000 W
  • Piloto de encendido luminoso
  • Asas para cómodo transporte
  • Pies de apoyo para el suelo
  • Fusible contra sobrecalentamiento
  • Dimensiones: 52.5 x 39 x 20 cm
  • Color blanco

Orbegozo CV 2300 A es el radiador eléctrico más barato. Es un convector que brinda la posibilidad de regular la temperatura en 3 niveles distintos (750W, 1250W, 2000W) mediante un rueda giratoria encargada de regular el termostato que se encuentra en su interior para fijar la temperatura deseada y conservar un ambiente calefaccionado uniformemente adaptarse a las necesidades de cada ambiente en particular de manera automática.

Cuenta con asas de transporte para un fácil y cómodo traslado, además gracias a sus pies de apoyo, se puede apoyar el radiador en el suelo sin ningún inconveniente. Asimismo, cuenta con un fusible contra sobrecalentamiento para mayor seguridad del hogar.

Cómo elegir un radiador eléctrico

Al momento de comprar un radiador eléctrico se debe tener en cuenta algunos aspectos que te contaremos a continuación para elegir cuál es el mejor radiador para tu hogar según tus necesidades y preferencias.


Tipos de radiadores eléctricos

Radiador eléctrico por convección

Este tipo de radiador eléctrico, también llamado convector eléctrico, lo que hace es calentar el aire que va pasando a través de una resistencia eléctrica. De esta forma, el aire frío se va calentando a medida que asciende. Este movimiento que va secando el aire es el encargado de elevar la temperatura y difundir el calor necesario para calefaccionar la habitación.

El radiador eléctrico convector es recomendable para áreas que se encuentran muy bien aisladas y aquellas que son de paso, debido a que puede brindar un aumento de temperatura muy veloz.

Ahora bien, como el convector lo que hace es secar el aire para elevar su temperatura, entonces lo ideal será contar con un humidificador en la habitación donde se lo utilice, con el objetivo de aumentar el nivel de la humedad y que no produzca sequedad en los ojos, las fosas nasales ni la garganta entre otras cosas producidos por el calor seco.


Radiador eléctrico radiante

Este tipo de radiador eléctrico, también llamado panel radiante o radiador eléctrico por infrarrojos, lo que hace es emitir rayos infrarrojos difundiendo calor por convección y radiación con el objetivo de provocar una sensación parecida a cuando nos exponemos al sol.

De este modo, no calienta el aire sino que mediante estas ondas de radiación calienta todo lo que toca ya sea paredes, objetos, personas, muebles, etc. Un punto que puede llegar a ser un poco desagradable o incluso peligroso.

Otro aspecto a tener en cuenta con este tipo de radiadores es que dejan de emitir calor en el momento exacto en el que se apagan.

Ahora bien, en cuanto a las ventajas de estos modelos es que no hay circulación de aire como en el caso de los convectores, esto significa que no se levanta polvo ni tampoco se reseca el aire de la estancia; así como también que pueden ser utilizados en el techo o en la pared tanto en interiores como en exteriores techados sin exposición a la lluvia y humedad.


Radiador eléctrico con fluido térmico

Estos modelos, también llamados radiadores de inercia líquida, usan un fluido térmico caloportador en su parte interior, ya sea aceite vegetal o mineral, gel térmico, líquido termodinámico o glicol. La función de estos líquidos térmicos caloportadores es la de acumular el calor calentando el aparato para luego distribuirlo en la habitación para calentar de manera uniforme.

De esta forma, el calor en la habitación luego circulará por convección natural, puesto que el aire frío que vaya al fondo de la estancia y que entre en contacto con el radiador, se irá calentando automáticamente.

La ventaja de estos modelos es que son considerados los de más bajo consumo del mercado, ya que los líquidos termodinámicos de los equipos modernos suelen tener propiedades excelentes de retención de calor y calentarse muy rápidamente.


Radiador eléctrico de tecnología seca

Este tipo de radiador, también llamado de inercia seca, calienta un material sólido que se halla en su interior, ya sea cerámica, aluminio, hierro fundido, piedra volcánica, esteatita, etc mientras que la parte externa del aparato puede tener múltiples acabados más elegantes y modernos según la marca y el modelo (como por ejemplo: piedra, vidrio, aluminio, etc.) Esta superficie exterior se puede encontrar con diferentes acabados (aluminio, piedra, vidrio, etc.) que se adapten al diseño de cada ambiente del hogar en particular.

La energía en los radiadores de tecnología seca proviene de la resistencia eléctrica que se encuentra en la parte interna de este material sólido, el cual al calentarse emitirá calor y lo distribuirá por la habitación. La ventaja de estos modelos es que emiten calor durante más tiempo y de manera constante.

Dentro de estos modelos podemos a su vez identificar dos tipos:

  • Radiador de calor suave: Está compuesto por un frontal radiante que se calienta mediante una de las resistencias emitiendo calor. Además de un núcleo calefactor de inercia el cual se calienta a través de la segunda resistencia, encargado de mantener el calor durante más tiempo. La ventaja de estos aparatos es que brindan una calidez muy similar a la calefacción central sin secar el aire. 
  • Radiador de acumulación: Está especialmente diseñado con materiales que son refractarios, los cuales son los encargados de almacenar el calor que luego se emitirá durante todo el día, incluso cuando no esté conectado el aparato. La ventaja de estos modelos es que cuentan con una capacidad de almacenamiento mayor; sin embargo, suelen ser aparatos más pesados y más grandes.


Potencia

La potencia de un radiador eléctrico se expresa en vatios (W) y para saber qué potencia se necesita, se debe tener en cuenta múltiples factores como por ejemplo el aislamiento y la orientación de la casa, así como también las condiciones del clima de esa zona. Ahora bien, lo que te aconsejamos es que por cada metro cuadrado (m2) de un ambiente de la casa, calcules que necesitarás unos 80 a 100 W de potencia aproximadamente e incluso; lo ideal será sumarle a ese resultado un 30% más para poder tener un margen de seguridad mayor de que la potencia será suficiente para calefaccionar la habitación correctamente.

De esta manera, cuanto más grande sea la habitación o el ambiente a calefaccionar, mayor deberá ser la potencia del radiador eléctrico. Mientras que si la idea es calentar una habitación pequeña, será mejor optar por un radiador compacto de baja potencia para no gastar demasiada energía y ahorrar.


Termostato

El objetivo de que el radiador tenga un termostato es que el aparato encienda o apague la calefacción cuando alcanza la temperatura establecida previamente al detectar automáticamente la temperatura ambiente de la habitación. Es decir, que cuando la temperatura ambiente desciende, el radiador se activa automáticamente para mantener la estancia siempre cálida y acogedora.

De este modo, existen diferentes tipos de termostatos, algunos más precisos que otros, dependiendo del modelo del radiador eléctrico:

  • Termostato mecánico: Este tipo de termostato tiene la función de mantener la temperatura establecida previamente con una diferencia de 2°C aproximadamente. 
  • Termostato eléctrico: Mantiene la temperatura con un poco más de precisión que los termostatos mecánicos, puesto que el margen es solo de 0.5°C. Es una excelente alternativa para no consumir más de lo necesario debido a que permite una configuración mucho más precisa de la temperatura. 
  • Termostato digital: Este tipo de termostato es de gran sensibilidad por lo que es el que ofrece mayor exactitud en el mercado, ya que permite regular y ajustar la temperatura deseada con tan solo un margen de 0.1°C, convirtiéndolo en la opción más precisa.


Conectividad Wifi y control mediante App

La conectividad wifi es la alternativa más vanguardista que se puede encontrar en los modelos de radiadores más modernos del mercado de última generación. Estos modelos permiten que se realice un control de manera remota mediante una aplicación móvil que se puede instalar en un teléfono inteligente. A través de la App, se puede gestionar el consumo del radiador, programar la temperatura deseada y el encendido y apagado, que el aparato aprenda nuestros hábitos para optimizar su uso, entre otras cosas.


Diseños de radiadores eléctricos

Radiador toallero eléctrico

Estos modelos de radiadores eléctricos tienen la característica de que están especialmente diseñados para ser utilizados en el cuarto de baño para secar las toallas al mismo tiempo que calefaccionan el ambiente. Por lo general, son diseños con un formato vertical atravesado por barras horizontales que cumplen la función de colgantes donde se pueden apoyar las toallas usadas para que se sequen.

El radiador toallero al ser un artefacto que será utilizado en el baño, es importante que tengas en cuenta que a pesar de que debe ser impermeable, no puedes instalarlo tan cerca de la bañera o de la ducha. Es decir que como mínimo debe haber unos 50 ó 60 cm.


Radiadores eléctricos decorativos

La innovación también llegó a los sistemas de calefacción, por este motivo en la actualidad también podemos encontrar en el mercado radiadores eléctricos con diseños muy modernos y vanguardistas que te permiten combinarlos con la decoración particular de cada ambiente de tu casa logrando una gran armonía siendo un artículo de decoración más de la casa.

Así, podemos hallar modelos vanguardistas, digitales, como también otros más elegantes y de diferentes colores.


Materiales

Otro punto a tener en cuenta al momento de elegir qué radiador eléctrico comprar son sus materiales de fabricación, ya sea de sus componentes como de su estructura y acabados, puesto que de estos depende la eficiencia en la que el aparato podrá conducir y emitir el calor. Asimismo, si el radiador está hecho con materiales de alta calidad y robustez, será garantía de una larga vida útil.

Por lo general, materiales como por ejemplo el aluminio, la cerámica, el hierro fundido, la esteatita, el acero, la piedra de lava volcánica son muy buenos para emitir, distribuir y transmitir calor a medida que la temperatura se vaya elevando progresivamente. Lo ideal será verificar e informarse sobre las propiedades que tienen cada uno de estos materiales para que se adapte a tus preferencias y necesidades, debido a que naturalmente algunos de estos pueden llegar a ser más eficientes que otros.

  • Hierro fundido: Este material pesado es una aleación de carbono y de hierro, el cual aumenta la temperatura de manera lenta y con un buen retorno térmico. Ten en cuenta que si optas por este material como núcleo interno en el caso del radiador de inercia que va anclado a la pared, entonces deberá ser instalado con una película aislante en la parte trasera del aparato ya que esta área puede calentarse y en consecuencia también lo hará la pared.
  • Cerámica: Es una mejor alternativa en contraposición de los líquidos o fluidos térmicos porque tiene una elevada capacidad para acumular el calor; sin embargo, el aumento de la temperatura es menor. De este modo, el núcleo de cerámica donde se acumula el calor, lo transmite de manera uniforme y progresiva en el ambiente.
  • Piedra de lava volcánica: Es un tipo de piedra que tiene origen volcánico y por ende, un elevado poder calorífico que permite que el aparato siga emitiendo calor por mucho más tiempo aún cuando apagamos el radiador.
  • Esteatita: Es un tipo de roca metamórfica que tiene la capacidad de acumular bastante calor para calefaccionar estancias pequeñas. Es una excelente alternativa económica con una buena relación calidad precio, ya que cuando se apaga el radiador, puede seguir emitiendo calor por un tiempo.


Instalación y portabilidad

Este aspecto dependerá del uso que se le dará al radiador eléctrico en la casa, así como de tus necesidades y preferencias. Es decir, si estás buscando un radiador portátil para poder moverlo de una habitación a otra cómoda y fácilmente, entonces lo ideal será optar por un modelo que tenga ruedas que te faciliten la tarea del traslado.

Ahora bien, si estás buscando un modelo para que quede fijo en una habitación, entonces tendrás la posibilidad de elegir un radiador de pies (sin ruedas) o bien, uno para empotrar en la pared. En ambos casos, te aconsejamos verificar que el modelo elegido incluya estos soportes, ya sea para la instalación en la pared o las patas de apoyo y que además la instalación sea sencilla.


Radiador eléctrico o de aceite 

Ambos tipos de radiadores funcionan conectándose a la red eléctrica; es decir que en realidad los dos tipos de radiadores son eléctricos. La diferencia radica en que los radiadores de aceite, también llamados radiadores con fluído térmico o de inercia líquida, tienen una resistencia encargada de calentar el aceite o líquido caloportador que se encuentra distribuido en compartimentos o bobinas en su interior. De esta manera, el calor emitido por el fluído térmico se transmite al exterior del aparato para calefaccionar la habitación con la ventaja de que retiene por cierto tiempo el calor incluso una vez que se apagó el radiador, por ende consume menos energía y permite ahorrar energía y dinero.

Mientras que los radiadores eléctricos de inercia seca, más conocidos popularmente solamente como radiadores eléctricos, transmiten calor instantáneamente al enchufarlos a la red eléctrica, a diferencia de los anteriores en los cuales el líquido debe calentarse para recién emitir calor.

Ahora bien, cabe mencionar que excepto que el radiador eléctrico sea uno de acumulación, este no mantendrá la temperatura por un tiempo una vez que se apague el aparato como sí lo hacen los de aceite. 

¿Fue útil esta guía de compra? Califícala para ayudarnos a mejorarla

[Total: 1 Promedio: 5]

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE: