Los 12 Mejores Moldes para Preparar Tartas Perfectas

Para preparar deliciosas y perfectas tartas aquí te presentamos cuáles son los mejores moldes para tartas para que puedas elegir el que mejor se adapte a tus necesidades culinarias. 

Para muchas personas cocinar ha dejado de ser una obligación para convertirse en un pasatiempo divertido al que se le dedica tiempo y dedicación. De este modo, cada vez son más las personas que se apuntan a todo tipo de cursos de cocina, así que si a ti también te encanta el mundo culinario, sobre todo la repostería, entonces necesitarás indudablemente contar con un molde para tartas, también llamado molde de repostería.

Tener en tu cocina un molde para tartas, te permitirá preparar diferentes recetas de tartas o pasteles entre otras cosas. Actualmente, en el mercado puedes encontrar modelos más tradicionales, es decir con una forma redonda o rectangular, aunque también los hay aquellos con formas más originales.

Enfrentar el reto de preparar una tarta de cumpleaños, aniversario o cualquier otra celebración por primera vez en la vida, puede parecer un gran reto y con seguridad se presentarán muchas dudas sobre qué molde es mejor escoger. Ahora bien, si ya llevas tiempo en el mundo de la repostería, también aquí te presentaremos opciones de moldes más específicos que se adapten para especialistas que ya tienen experiencia.

Así que con seguridad podrás hallar el molde para tartas que mejor se adapte a tus preferencias y necesidades en tu cocina.


Los mejores moldes para tartas 2021 

El mejor molde para tartas original
  • Molde para tartas redondo
  • Bizcochos muy originales
  • Fabricación de aluminio fundido antiadherente de alta calidad
  • Gran conducción del calor
  • Dorado uniforme garantizado
  • Capacidad para 2 litros (para 10/12 raciones)
  • Dimensiones: 25.7 x 25.7 x 9.5 centímetros

Nordicware Heritage Bundt 80637 es el mejor molde para tartas. Con el molde redondo con una forma muy original podrás hornear elegantes y perfectas tartas, pasteles y postres.
Este molde hecho de aluminio fundido tiene una fina capa interior antiadherente que permite separar perfectamente el molde del bizcocho.

Asimismo, los moldes de Nordic Ware son de alta calidad y antiadherentes lo que permite la rápida extracción del bizcocho sin que se rompa. Su color y material reflecta el calor por toda la superficie garantizando una excelente conducción del calor y un dorado uniforme.

Gracias a su antiadherencia, son muy fáciles y cómodos de limpiar. Sin embargo, se aconseja antes de cada uso, untar o rociar con mantequilla o spray antiadherente y espolvorear con harina para que el desmoldado sea perfecto.

Por otro lado, se recomienda no llenar el molde más de 3/4 de su capacidad para evitar desbordamiento ni tampoco usar utensilios metálicos, estropajos o productos de limpieza abrasivos que podrían provocar la pérdida de la antiadherencia.

  • Molde para tartas redondo
  • Diámetro de 28 cm
  • Material: de acero al carbono antiadherente libre de PFOA
  • Sin necesidad de engrasar, el alimento no se pega
  • Borde ondulado
  • Práctica base extraíble para desmoldar fácilmente
  • Resistente a ácidos
  • Óptima distribución uniforme del calor
  • Insertos de silicona para un agarre seguro
El mejor molde para tartas rectangular
  • Molde para tartas rectangular
  • Medidas: 35 x 24 cm
  • Capacidad de 5.0 L
  • Tapa de plástico de transporte con asa plegable incluida
  • Material: acero revestido antiadherente reforzado con cerámica
  • A prueba de fugas, resistente al calor hasta 230 °C
  • Hecho en Alemania

Kaiser Molde Transportable es el mejor molde para tartas rectangular. Sus lados es desmontable, se aflojan mediante un broche: se abre y se puede quitar la base del molde para un desmolde perfecto, fácil y rápido. Además, gracias al revestimiento antiadherente, el pastel sale por sí solo. Dado que la base del soporte es algo más grande que el anillo, la bandeja base es completamente a prueba de fugas.

Asimismo, viene con tapa de plástico con asa plegable e irrompible, esto significa que puedes hornear tu pastel, mantenerlo fresco y transportarlo donde quieras sin dañarlo. Gracias a los dos cierres de clip a los lados de la tapa facilitan la apertura y el cierre.

El molde está fabricado en Alemania de acero revestido antiadherente reforzado con cerámica, resistente al calor hasta 230 °C.

El mejor molde para tortas redondo
  • Molde redondo de 23 cm 
  • Borde (70 mm) desmontable de silicona platino
  • Base de cerámica, resistente a cortes se puede usar para servir
  • Capacidad de 2.5 Litros
  • Apto para lavavajillas y horno
  • Sistema de cierre seguro antiderrame
  • Fácil de desmoldar
  • Color: Rojo
  • Contiene recetas

Lékué Duo Redondo es el mejor molde para tartas redondo de 23 cm de diámetro. Es la combinación perfecta de silicona platino y cerámica: un cinturón 100% silicona platino antiadherente a prueba de goteo y una base cerámica anti rayado, resistente a cortes, ideal para presentar tus preparaciones en la mesa.

Fácil de desmoldar gracias a sus bordes. Es un molde desmontable para tarta apto para horno y lavavajillas. Está especialmente pensado para los pasteles más delicados (mousse, tartas de yogur, tartas de queso, etc.).

El mejor kit de moldes para tartas
  • Kit de 4 moldes desmontables
  • Incluye 2 espátulas
  • Calidad profesional premium
  • Hechos de acero de alto carbono y revestimiento antiadherente
  • Horno a 445 ℉ / 230 ℃
  • Fácil extracción: fondo desmontable
  • Cierre de cremallera con un práctico mecanismo de resorte
  • Panel lateral se separa fácilmente
  • Fácil de limpiar: lavado a mano recomendado

Aitsite 6 pcs Set es el mejor kit de moldes para tartas del mercado. Este set incluye 4 moldes para tartas: tres redondos (de 18 cm, 23 cm y 25 cm) y uno en forma de corazón (10 cm) más dos espátulas.

Los moldes están hechos de acero de alto carbono y revestimiento antiadherente de alta calidad profesional que soporta hasta 230 °C de horneado.

Además, es fácil de extraer las tartas y pasteles porque el fondo es desmontable, cuenta con cierre de cremallera con un práctico mecanismo de resorte que hace que el panel lateral se separe fácil y rápidamente.

  • Kit de 3 moldes para tartas
  • Material: de acero de alto carbono y revestimiento antiadherente
  • Alta calidad profesional, duradero
  • Horno seguro a 445 ℉ / 230 ℃
  • Fácil desmoldado: hebilla proporciona manejo fácil y cierre preciso
  • Pestillo de resorte y el dispositivo de enclavamiento
  • Sello hermético a prueba de fugas
  • Buena transferencia de calor, dorado uniforme
  • Tamaños: 10.2cm, 17.8cm y 22.9cm
  • Molde para tartas redondo
  • 24 cm de diámetro
  • Se puede usar en lavavajillas
  • Material: silicona platino 100%
  • Resiste para horneado a 220 ºC
  • Fácil desmoldado por su flexibilidad
  • Antiadherente
  • Fácil limpieza por su antiadherencia
  • Contiene recetas en el interior
  • Color negro

#8

Precio 18,12 EUR

  • Set de 5 moldes para tartas
  • Ideal para hacer los famosos "layer cakes" (tartas de varias capas)
  • Fácil de usar, solo divides la mezcla entre los cinco moldes y horneas
  • Medidas: diámetro de 15,2 cm y altura de 1,9 cm
  • Cubiertos de una capa antiadherente
  • Material: de acero
  • Muy fáciles de limpiar
  • Incluye varias recetas
  • Molde para tartas redondo
  • Diámetro de 28 cm
  • Altura de 4 cm
  • Material de silicona platinum de alta calidad
  • Totalmente antiadherente
  • Para elaborar tartas con borde rizado
  • Apto para lavavajillas
  • Resistente desde -40ºc hasta 230 ºC
  • Apto para horno, microondas, congelador y refrigerador
  • Se desmolda fácilmente sin necesidad de aceites o mantequilla 
  • Molde para tartas de 25 cm
  • Revestimiento antiadherente
  • Fácil de desmoldar y de limpiar
  • Cinturón desmontable
  • Fondo amplio
  • Cocción homogénea distribuye óptimamente el calor gracias
  • Material: acero de carbono 3/13 de alta calidad
  • Apto para el lavavajillas
  • Color rojo
  • Molde para tartas
  • Distribución uniforme del calor
  • Acabado en ángulo agudo
  • 10 cm de profundidad
  • Dimensiones: 203 x 102 mm (8 x 4")
  • Fabricado en aluminio anodizado de alta calidad
  • Grosor de pared uniforme
  • Construcción sin costuras para pastel de borde recto alisado
  • Lavar a mano 
El molde para tartas más barato
  • Molde redondo base suelta
  • Diámetro de 18 cm 
  • 7 cm de altura
  • Borde desmontable
  • Acero al carbono de 1 mm de grosor de grado alimenticio 
  • Recubrimiento Quantum II 
  • Libre de químicos como PFOA, BPA o  PTFE
  • Apto para lavar en lavavajillas y el uso en congelador o nevera
  • Soporta el calor de hasta 220 °C 

Master Class Redondo es el molde para tartas más barato del mercado. Este molde para tartas es antiadherente, desmontable y con base suelta para simplificar el proceso de hornear pasteles.

Está fabricado en acero al carbono de grado alimenticio que tiene 1 mm de grosor con un revestimiento antiadherente reforzado Quantum II que utiliza silicona, completamente libre de cualquier producto químico como PTFE, PFOA o BPA. Con el cuidado correcto de lavado y mantenimiento, conservará su antiadherencia sin oxidarse, rayarse, deformarse o descamarse logrando así una larga vida útil.

Es un molde de 18 cm (7") de diámetro, borde de 7 cm (3") de profundidad. Asimismo, es un molde apto para nevera, congelador y para ser lavado en lavavajillas que también soporta un horneado por hasta 220 °C de calor. 

Cómo elegir un molde para tartas

Para poder elegir el mejor modelo para tartas que se adapte a tus necesidades y preferencias en la cocina, aquí te contamos qué aspectos deberías considerar a la hora de hacer la compra. 


Forma del molde para tartas 

  • Moldes redondos: son los más clásicos y populares en el mercado. Es el molde que da forma a las tartas y pasteles de cumpleaños que todos conocemos, los que nos retrotraen a nuestra infancia porque eran los que usaba mamá o la abuela para los bizcochos. Por lo general, este tipo de moldes tiene bordes lisos aunque también hay aquellos con bordes en ondas. Una variante de los moldes redondos son los ovalados, un poco menos comunes. 
  • Moldes semicirculares o ahuecados en el centro: son los clásicos moldes para flanes aunque también se usan para tartas o pasteles suaves. Incluyen un hueco a modo de chimenea en el medio que es lo que le da esa forma al bizcocho.
    Moldes cuadrados: son muy versátiles y suelen utilizarse para bizcochos también. Su uso es más común para pasteles de cumpleaños o aniversarios porque permiten cantidad (aunque la cantidad de raciones dependerá del tamaño del molde naturalmente) y es más fácil y práctico al momento de partirlos para obtener porciones iguales para repartir. Algo que resulta muy útil cuando compartes el postre con niños o tienes invitados.
  • Moldes rectangulares: están perfectamente diseñados para contener la mezcla para budines o plum cakes, ya que son preparaciones pensadas para horneados en recipientes pequeños. Aunque también podemos hallar aquellos moldes rectangulares más grandes que se utilizan para hacer el clásico bizcocho solo que con una forma rectangular, así que podrás darles un uso similar al de los moldes cuadrados.
  • Moldes de formas originales: actualmente son bastante comunes también, por lo que se puede encontrar en el mercado una multiplicidad de opciones que van desde moldes en forma de corazón, forma de números o bien aquellos redondos pero con ondas en la base, etc. Son perfectos para fiestas y celebraciones donde queremos que el pastel sea protagonista. Sin dudas hoy puedes hallar el que mejor encaje con tus gustos y necesidades.
  • Moldes múltiples: se utilizan en preparaciones simultáneas como cupcakes, muffins o magdalenas, así como para galletas. Si bien por lo general estos moldes vienen todos juntos en una sola bandeja, es decir varios cubículos contenedores para cada porción; también se pueden hallar moldes pequeños individuales por lo que se requerirá de una bandeja para apoyarlos.


Altura del borde

La altura del borde del molde para tartas y pasteles dependerá del tipo de postre que se quiere preparar en él. Es decir, si vamos a preparar tartas rellenas como un Lemon pie o una Cheesecake, pues entonces será mejor utilizar un molde de baja altura, ya que son preparaciones en las cuales la mezcla no aumenta de tamaño y en su base contiene el relleno de la tarta mientras que el resto de la altura se la aporta el resto de los ingredientes que se agregan por sobre el molde. Estos moldes suelen ser lisos aunque también es bastante común encontrar aquellos con ondulaciones que le aportan una estética distinta.

Por otro lado, los moldes para pasteles en capas, suelen tener una altura de alrededor de 4 cm. Estos son los más utilizados para cortar luego en capas y rellenar, porque es el propio relleno el que terminará dando una altura mayor a la tarta. Es común además jugar con los diámetros de este tipo de moldes, para crear las famosas tartas de varios pisos.

Ahora bien, los moldes altos de más de 4 cm de profundidad son ideales para las preparaciones que sí suelen aumentar de tamaño. Por supuesto, también para aquellas recetas que conlleven una tarta con altura. y esponjosos, tartas de zanahorias y similares, porque no es necesario rellenarlos, los ingredientes de la masa en sí, son los que hacen a la tarta o el pastel.


Material 

  • Acero inoxidable: Este material es para muchos la mejor opción puesto que es un material bastante robusto que resiste en el tiempo. Además, es un material higiénico y de grado alimenticio de alta calidad por lo que no transmite ningún sabor externo a la comida y los alimentos que se preparan en el interior de un molde ideal para preparar tartas, pasteles, bizcochos, flanes y otros postres.
  • Cerámica: Si quieres optar por un molde para tartas fabricado en este material, entonces te aconsejamos que verifiques si este producto ha atravesado por la fase de vitrificación, la cual tiene el objetivo de cerrar y disminuir los poros naturales en este tipo de material. Por otro lado, considera que lo que las preparaciones de postres o comidas que hagas en este molde no podrán ser desmoldados, excepto que utilices papel de cocina o algún otro material antiadherente en su base; o bien, que la base del mode se pueda desmontar. Es una excelente alternativa para preparar la típica tarta americana o también para hacer la quiche.
  • Aluminio: este tipo material es bastante económico en el mercado porque generalmente estamos hablando de un material que no es muy robusto o resistente. Aunque actualmente, se puede encontrar en el mercado aquellos de aluminio anodizado que sí son capaces de proporcionar mayor resistencia sin deformarse ni oxidarse. Es muy útil al momento de preparar la base de todo tipo de tartas así como también para bizcochos.
  • Hierro fundido: Esta es una alternativa muy buena por su buena relación calidad precio en el mercado; sin embargo, debes tener en cuenta que el precio suele ser un poco más elevado que el de otros moldes para tartas similares. Sin dudas, es un material que le puede ofrecer un detalle distintivo a la cocina de tu hogar además de ser ideal para hacer bizcochos.
  • Silicona: La gran ventaja de este tipo de moldes es que sirven tanto para horno así como para microondas, se puede usar tambipen en la nevera o en el congelador. Por otro lado, los ingredientes nunca se pegan y generalmente este tipo de moldes es apto para ser lavado fácilmente en el lavavajillas. Asimismo, son de fácil y rápido desmolde aunque debes considerar que cuando lo extraigas ya sea de la nevera o del horno, será necesario que apoyes la base del molde en una superficie que sea firme para que de este modo logres extraer la preparación sin que pierda su forma.
  • Vidrio: Este material no es el más elegido ni utilizado, sin embargo puede ser una alternativa bastante versátil al mometo de hacer tartas frías por ejemplo, las cuales no necesitan ser desmoldadas o también para preparar bizcochos si es que no cuentas con otro molde en tu cocina. Aunque los moldes de vidrio son mucho más populares para usar en la preparación de comidas saladas como por ejemplo canelones, patatas al horno, lasañas, etc.
  • Papel de aluminio: Este tipo de moldes son aquellos que solo se pueden usar una vez. Si bien son más económicas que otras opciones mencionadas, a la larga salen más caros porque solo se le puede dar un solo uso. De este modo, se convierten en una buena solución para preparar bizcochos o pasteles fríos ocasionalmente, si no eres una persona que cocina con frecuencia este tipo de postres. Su ventaja principal es que puedes llevar la preparación fácilmente de un lugar a otro.


Superficie antiadherente

Este punto es esencial si quieres evitar que la tarta o el pastel se pegue. Los moldes más comunes son aquellos que cuentan con alguna superficie antiadherente, que garantiza que la preparación saldrá intacta, puesto que no se pega ni al borde ni a la base durante su cocinado, facilitando la tarea de que las tartas se desmonten fácil y rápidamente.

De esta manera, el material antiadherente tiene que ser de muy buena calidad, porque al igual que podría suceder con el aluminio, frente a las altas temperaturas del horneado el material antiadherente de mala calidad podría llegar a degradarse y migrar a los alimentos. Así que es esencial verificar que esté libre de componentes químicos que puedan dañar la salud.

Asimismo, el hecho de que la superficie sea antiadherente te hará la tarea de la limpieza mucho más fácil y sin complicaciones si eres de las que prefiere lavar a mano.


Sistema de desmolde 

El desmoldado es uno de los momentos más terroríficos porque puede echar a perder todas las horas de preparación y de esfuerzo. Por este motivo a la hora de elegir el molde ideal, el desmoldado es un factor que tener en cuenta.

  • Anilla lateral: Es un molde específico con una anilla, hebilla o algún tipo de sistema lateral que se abre para agrandar el contorno del molde. Esto permite que se pueda abrir y cerrar con facilidad para desmoldar fácil y rápidamente. Es ideal para la preparación de postres que tienen masas muy frágiles y delicadas, o bien que solo se trata de una base y un borde como es el caso de las tartas que luego rellenaremos porque este sistema nos ayudará a no dañar los bordes o la preparación y conservar su forma lo mejor posible. 
  • Base extraíble: En este tipo de moldes encontramos que la base del mismo puede ser separada de los laterales, es como si la base se encastrara a los laterales, y para desmontarlo solo basta con hacer algún leve movimiento ascendente para separar la base con la tarta, del borde. Es ideal para bizcochos o tartas más compactas y resistentes pueden utilizarse sin problema.
  • Desmoldado tradicional: Estos moldes son los tradicionales o clásicos que no tiene laterales ni base extraíble, aunque no por esto son menos efectivos. Si optas por un molde así, será fundamental que la superficie sea antiadherente para evitar cualquier tipo de inconvenientes al momento del desmonte del pastel o de la tarta. 

Sin lugar a dudas, cualquiera sea la opción del sistema de desmolde que escojas, el material influye mucho en el desmoldado, haciendo este momento más fácil o más complejo. Por este motivo, siempre será importante elegir un molde que esté fabricado en materiales de alta calidad que sean antiadherentes.


Capacidad: cantidad de raciones

Será esencial que sepas las raciones de tarta que necesitarás preparar al momento de tener que elegir qué molde para tartas comprar, sin dudas esto influirá en la decisión final. Esto dependerá en gran medida de si quieres un molde para preparar una tarta o pastel solo para tu familia o para muchos invitados en una fiesta por ejemplo. Aquí te orientamos con una aproximación en este cálculo:

Moldes para tartas redondos: 

  • Hasta 12 raciones aprox.: de unos 6 a 9 cm de alto y un diámetro de 15 cm.
  • Hasta 16 raciones aprox.: de unos 6 a 9 cm de alto y un diámetro de 18 cm.
  • Hasta 20 raciones aprox.: de unos 6 a 9 cm de alto y un diámetro de 20 cm.
  • Hasta 24 raciones aprox.: de unos 6 a 9 cm de alto y un diámetro de 24 cm.

Moldes para tartas cuadrados: 

  • Hasta 18 raciones aprox.: de 7 a 9 cm de alto y 15 cm de largo.
  • Hasta 30 raiones aprox.: de 7 a 9 cm de alto y 20 cm de lado.
  • Hasta 40 raciones aprox.: de 7 a 9 cm de alto y 25 cm de largo. 
  • Hasta 70 raciones aprox.: de 7 a 9 cm de alto y 30 cm de lado.

Moldes para tartas rectangulares:

  • Hasta 10 raciones aprox.: de 6 a 9 cm de alto y 14 por 24 cm.
  • Hasta 20 raciones aprox.: de 6 a 9 cm de alto y 18 por 28 cm.
  • Hasta 30 raciones aprox.: de 6 a 9 cm de alto y 22 por 32 cm.
  • Hasta 40 raciones aprox.: de 6 a 9 cm de alto y 26 por 36 cm.


Temperatura

Por lo general, los postres y preparaciones que se hacen en estos tipos de moldes generalmente necesitan de unas temperaturas que oscilen entre 220 - 230 °C. Motivo por el cual es bastante común que los materiales con los que están fabricados estos moldes soporten estas temperaturas, sin embargo, nunca está de más comprobarlo en su etiqueta donde el fabricante debe especificar esto para de este modo estar cien por ciento seguros.

Ahora bien, si lo que estás buscando es un molde para tartas que soporte una temperatura de hasta 250 ºC, entonces lo aconsejable es que optes por un molde hecho de acero de carbono.


Cocción homogénea

Una cocción homogénea o uniforme posibilita la obtención de mejores resultados con una estética inmejorable. Así es que si el postre o la preparación que tienes que hacer requiere de esta forma de cocinado, entonces será mejor no optar por moldes de silicona los cuales son blandos y probablemente sea más difícil que te brinden esta ventaja. De esta manera, los modelos metálicos, de cerámica o de hierro fundido son la mejor alternativa.

Igualmente, será bueno que verifiques en la etiqueta donde debería indicar si el molde ofrece un calentamiento homogéneo gracias a su conductividad térmica uniforme.


Fácil de limpia

En la actualidad es muy común usar papel de horno en los moldes cuando vamos a preparar tartas o pasteles, sin embargo esto no quiere decir que después de hacer una tarta no tengamos que limpiar correctamente el molde utilizado. Por este motivo, al elegirlo será mejor informarse con exactitud cómo deberás limpiarlo después de usarlo para no dañarlo y así tenga una vida larga útil.

Naturalmente, los moldes antiadherentes por lo general son muy fáciles de limpiar y sin dudas la mejor opción. Aunque en estos casos deberás tener mucho cuidado de no usar estropajos que puedan dañarlo o rayarlo, haciendo así que pierdan su capacidad antiadherente y que tu tarta se pegue.

Por otra parte, hoy en día es muy común que muchos moldes para tartas sean aptos para lavavajillas, así es que si prefieres esta opción al lavado a mano, entonces será importante que consultes entre las características del molde para saber si es o no adecuado para esto. Es un detalle que claramente te ahorrará mucho esfuerzo y tiempo, por lo que vale la pena prestarle atención si en casa cuentas con lavavajillas.

¿Fue útil esta guía de compra? Califícala para ayudarnos a mejorarla

[Total: 2 Promedio: 5]

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE: