Las 10 Mejores Vitrocerámicas 2022

Aquí te presentamos cuáles son las mejores placas vitrocerámicas del mercado para cocinar de un modo más seguro, eficiente y rápido. 

La placa de vitrocerámica es un electrodoméstico que se usa para cocinar y que se ha vuelto muy popular a la hora de elegir una placa de cocina para el hogar. Estos modelos están conformados por una placa fabricada con un tipo de vidrio que se obtiene al mezclar el mineral de hierro con otros componentes para lograr así un material muy resistente a altas temperaturas.

En cuanto al sistema de cocción, permiten cocinar ya que cuentan con una resistencia eléctrica que se encuentra en su interior encargada de calentar y distribuir el calor instantáneamente en la zona de cocción seleccionada. Aunque también cabe mencionar que hay diferentes tipos de placas o encimeras de vitrocerámica y dependiendo de cuál sea, varían en la forma que tienen de proveer el calor y distribuirlo.

Algunos de los motivos por los cuales las placas de vitrocerámica son muy elegidas en la actualidad, radica en su facilidad para limpiarlas gracias a su material de fabricación; así como también el hecho de poder regular con exactitud la temperatura deseada que se quiere utilizar en cada zona de cocción de manera independiente con el objetivo de realizar una cocción perfecta de todo tipo de alimentos. Asimismo, muchas de estas placas vienen con una función de calentamiento súper rápido que permite hervir el agua en unos pocos minutos.

Por otro lado, la mayoría tienen un control táctil que con solo deslizar los dedos podrás controlar todas las funciones, ajustar la temperatura, regular el tiempo de cocción, entre otras cosas de una forma muy sencilla, intuitiva y práctica. 


Las mejores vitrocerámicas 2022 para comprar

A continuación te presentamos nuestra lista comparativa de las mejores vitrocerámicas del mercado con sus características técnicas y precios. 

La mejor vitrocerámica de 3 zonas de cocción
  • Placa de vitrocerámica Touch Control
  • Inducción
  • 3 áreas de cocción
  • Potencia de 7300 W
  • Tiempo de cocción programable
  • Rapidez y efectividad en calentar
  • Apagado automática y bloqueo de seguridad
  • Medidas: 5.5 x 59 x 51 cm (Al x An x Profundidad)
  • Marco biselado

La Teka IRC 6320 es la mejor placa de vitrocerámica del mercado. Cuenta con 3 áreas de cocción que tienen un diámetro de 18/28 cm (doble), 18 cm y 14.5 cm respectivamente. Su panel de control es táctil y los sensores acústicos permiten hacer uso de sus variadas funciones, así como también programar el tiempo de cocción (hasta 99 minutos) con solo deslizar el dedo por la placa. Es una placa fabricada con materiales de alta calidad con marco biselado, es un diseño moderno y elegante de 60 cm de instalación independiente.

  • Vitrocerámica de 60 cm
  • Placa de inducció
  • 3 zonas de cocción, la más grande de 28 cm
  • Control táctil
  • Tiempo de cocción programable por cada zona de cocción
  • Función “Sprint“ para calentamiento súper rápido
  • Fácil de usar y de limpiar
  • Medidas: 5 x 59.2 x 52 cm (Al x An x Profundidad)

#3

Precio Precio no disponible

La mejor placa vitrocerámica grande 
  • Cocina vitrocerámica de 77 cm
  • Vidrio cerámico ultra delgado
  • 5 zonas de cocción
  • Potencia de 8.6kW
  • Control táctil
  • Temporizador automático
  • Bloqueo de seguridad gracias a sensor de temperatura

La KKT Kolbe KF7705ED es la mejor placa vitrocerámica grande del mercado. Es una placa que cuenta con 5 zonas de cocción, entre las cuales se encuentra una zona de triple corona y otra Flex para usar una plancha o parrilla que permite usar dos o tres áreas de cocción juntas o de manera separada.

En cuanto al nivel de potencia, cada área de cocción permite una regulación de hasta 15 niveles para garantizar una temperatura específica y adecuada para cada tipo de alimento en particular. 

Su panel de control es táctil, muy cómodo y fácil de usar. Allí se muestra toda la información que necesitas ver mientras estás cocinando. Asimismo, cuenta con un temporizador que ofrece la posibilidad de que la placa se apague automáticamente después de cierto tiempo establecido con anterioridad. 

La mejor placa vitrocerámica de tamaño estándar
  • Cocina vitrocerámica de inducción
  • 4 zonas de cocción, la área doble es de 21/12 cm
  • Control táctil fácil de usar
  • Tiempo de cocción programable
  • 17 niveles de potencia
  • Bloqueo para niños
  • Función memoria

La Bosch Serie 4 PKF631B17E es la mejor placa vitrocerámica de tamaño estándar del mercado. Es decir que cuenta con 4 zonas de cocción, una de las cuales es un quemador doble con un diámetro de 21/12 centímetros para adaptarse a cada necesidad en particular.

El control Touch Select ofrece la posibilidad de regular cada zona de cocción de manera individual de un modo muy práctico e intuitivo. Esto te permitirá con solo deslizar los dedos, controlar la temperatura con 17 niveles de potencia, programar el tiempo de cocción así como también el inicio automático y la función memoria.

Por otro lado, no deberás preocuparte si en casa tienes niños, debido a que la placa cuenta con el bloqueo para niños.

  • Placa de vitrocerámica de 60 cm
  • Cocina por inducción
  • Control táctil
  • 3 zonas de cocción con una doble de 21/28cm
  • Potencia de 5700 W
  • 17 niveles de cocción
  • Tiempo de cocción programable
La placa vitrocerámica por calidad precio
  • Placa de vitrocerámica de inducción
  • 3 áreas de cocción con una zona Flex
  • 6500 W de potencia
  • Control táctil
  • 9 niveles de potencia
  • Temporizador de hasta 99 minutos
  • Función Boost para un alto rendimiento
  • Eficiencia energética
  • Bloqueo para niños

La Ciarra CBBIH3BF es la placa vitrocerámica por su relación calidad precio en el mercado. Cuenta con 3 áreas de cocción, una de ellas es una zona Flex que se puede utilizar como una única zona ideal para sartenes, cacerolas grandes, una parrilla o plancha de cocina que necesitan mayor espacio; o bien usar como dos zonas diferentes.

Su panel de control LED es táctil que permite con solo deslizar el dedo controlar muy fácilmente las diferentes funciones de la cocina, los 9 niveles de potencia, el tiempo de cocción ajustable por hasta 99 minutos, etc. Para mayor seguridad cuenta con la posibilidad de detectar ollas y sartenes, con un indicador de calor residual, bloqueo infantil y apagado automático en caso de sobrecalentamiento.

#7

Precio 181,54 EUR

  • Placa de vitrocerámica de 60 cm
  • Cocción por inducción
  • 4 zonas de cocción: 2 de 14.5 cm más otras 2 de 21 cm, 18 cm
  • Control Touch
  • Tiempo de cocción programable
  • Función golpe de cocción
  • Instalación Fast-Click
  • Vidrio biselado negro
  • Placa de vitrocerámica
  • Cocina por inducción
  • 3 zonas de cocción, una zona grande de 24 cm
  • Control táctil
  • Programación de cocción de 17 niveles por zona
  • Bloqueo para niños
  • Vidrio biselado negro
  • Medidas: 4.8 x 58.3 x 51 cm (Al x An x Profundidad)

#9

Precio 147,00 EUR

  • Placa de vitrocerámica de 60 cm
  • 5400 vatios de potencia
  • 3 zonas de cocción de 21/27 cm, 18 cm y 14.5 cm de diámetro
  • Control Touch
  • Tiempo de cocción programable
  • Función de golpe de cocción
  • Cronómetro con alarma acústica
  • Desconexión automática
  • Cristal negro
La placa vitrocerámica más barata
  • Placa de vitrocerámica por inducción
  • Potencia de 5300 W
  • Control táctil fácil de usar
  • 3 zonas de cocción
  • 9 niveles de potencia
  • Funciones de seguridad
  • Temporizador de 360 minutos
  • Fácil de limpiar
  • Vidrio cerámico pulido brillante negro

La Gionien GTM533B es la placa de vitrocerámica más barata del mercado. Es una placa de inducción con 3 zonas de cocción y control táctil de uso muy fácil e intuitivo que permite regular la potencia en 9 niveles y programar el tiempo de cocción por hasta 360 minutos. Es muy fácil de limpiar gracias a su material de fabricación de alta calidad de vidrio cerámico pulido brillante de color negro. 

Cómo elegir una vitrocerámica

Al momento de elegir qué vitrocerámica comprar para nuestro hogar se deben tener en cuenta algunos aspectos para realizar una compra satisfactoria, es por eso que aquí te presentamos nuestra guía de compra para ayudarte con tu compra.


Tipos de placas de vitrocerámica

Placas vitrocerámica eléctricas
  • Vitrocerámicas de inducción: Este tipo de placas no utilizan resistencias eléctricas sino más bien, realizan la cocción mediante ondas electromagnéticas. Este es el motivo por el cual nunca te quemarías al tocar el foco que está encendido, un punto que la convierte en una alternativa ideal para hogares con niños pequeños, puesto que de este modo evitarás cualquier tipo de accidente. En cuanto al calor, este es generado inmediatamente cuando se enciende la placa, es decir que al cocinar consume menor cantidad de energía. Además, con el sistema de cocción de inducción el calor es transmitido directamente a la base de la olla o recipiente evitando que se pierda energía. Lo que es muy importante a tener en cuenta si optas por este tipo de placa de vitrocerámica, es que tendrás que contar con una batería de cocina (sartenes, ollas, recipientes, etc.) apta para inducción, ya que para cocinar en placas de inducción se necesitan utensilios que estén fabricados con material ferromagnético para que al momento de apoyarlos sobre la zona de cocción entren en contacto con el campo electromagnético para que empiece a producirse el calor y así puedas cocinar los alimentos.
  • Vitrocerámicas halógenas: Este tipo de placas de cocina funcionan generando calor a través de focos halógenos. En otras palabras, el vapor halógeno que reparte radiación térmica y calienta la sartén para poder cocinar, se logra cuando la corriente eléctrica pasa mediante tubos espirales que se encuentran en la superficie de la placa. Ahora bien, es muy importante saber que estos modelos requieren de una elevada potencia para cocinar de un modo eficiente, lo que significa que tienden a consumir mucha energía.
  • Vitrocerámicas radiantes: Este tipo cuentan con resistencias radiantes metálicas encargadas de generar calor. Son modelos muy económicos aunque difíciles de encontrar actualmente en el mercado, puesto que prácticamente ya no se usan por ser las menos efectivas.
Vitrocerámicas de gas

Este tipo de placas funcionan mediante la utilización de gas butano; es decir que en la zona de cocción se tendrá la llama como en las cocinas tradicionales que conocemos solo que en este caso la base estará conformada por una placa de vitrocerámica que facilitará la limpieza. Estos modelos son ideales para quienes no quieren renunciar a la forma tradicional de cocinar. Por otro lado, aunque estos modelos suelen costar más que los modelos eléctricos, al mismo tiempo brindan la ventaja de un consumo bajo de energía. Lo más aconsejable cuando se prefiere comprar una placa que funciona a gas es que cuente con un encendido eléctrico automático para no tener que lidiar con cerillos.


Potencia

La potencia es un aspecto muy importante a tener en cuenta al momento de elegir qué placa de vitrocerámica comprar, ya que es la que te permitirá regular la temperatura cuando estés cocinando diferentes platillos. Por lo general, la mayoría de las encimeras vitrocerámicas disponibles en el mercado suelen ofrecer un promedio de potencia que oscila entre los 900 y 3500 W, aunque los modelos de alta gama pueden llegar a ofrecer hasta 7500 W de potencia.

Lo fundamental que debes considerar además de la potencia máxima de la placa de cocina, será el hecho de que te permita regular y graduar la temperatura de cocción de cada zona de cocción de manera independiente. Esto será muy sencillo, ya que las placas de vitrocerámicas ofrecen un panel de control táctil que permite que puedas controlar la temperatura con solo deslizar tus dedos y ser muy específico en los grados al momento de cocinar.


Zonas de cocción

La cantidad de zonas o áreas de cocción; es decir el número de fuegos o de quemadores que te ofrece la placa de cocina, es un punto esencial al momento de elegir qué placa comprar para que satisfaga tus necesidades y las de tu familia.

Sabemos que las placas de cocinas clásicas y estándares cuentan con 4 zonas de cocción para adaptarse a familias tipo; sin embargo, también podemos hallar modelos con 2, 3 o hasta 5 fuegos para adaptarse a cada necesidad y preferencia en particular.

Incluso algunos modelos ofrecen una zona Flex que permite usar esa área como si fuera un solo quemador grande o bien, como si fueran dos. Estos quemadores flexibles son ideales para usar una parrilla grill o plancha grande, las cuales generalmente no caben en un solo quemador.

Por otro lado, otro aspecto esencial a tener en cuenta será el diámetro de las diferentes zonas de cocción. Así, lo mejor siempre será optar por una placa vitrocerámica que cuente con como mínimo un quemador grande, otro mediano y otro pequeño para que te ofrezcan mayor versatilidad y se adapten a todas tus necesidades culinarias. Incluso algunos modelos vienen también con zonas extra grandes de doble o triple corona, que también permiten un uso flexible entre los 32 a los 28 cm aproximadamente.

En el caso de que tengas una familia grande o sean varios los que conviven en casa, entonces quizás será mejor optar por una placa vitrocerámica con por lo menos 5 zonas de cocción para que puedas cocinar para varias personas al mismo tiempo. No obstante, si vives solo o en pareja, entonces tal vez sea suficiente una placa con 2 ó 3 zonas de cocción, o bien optar por la estándar de 4 fuegos.


Tamaño

En cuanto al tamaño de la placa de vitrocerámica es un punto de suma importancia a tener en cuenta a la hora de hacer la compra, ya que este dependerá del espacio que tengas disponible en tu cocina además de la cantidad de zonas de cocción que requieras para cocinar.

La mayoría de los modelos de encimeras vitrocerámicas oscilan entre los 60 a los 90 centímetros aproximadamente. De esta manera, lo ideal primero será considerar el aspecto anterior; es decir cuántas zonas de cocción necesitarás en tu hogar para luego tomar las medidas del espacio donde quisieras colocar la placa en tu cocina. Con estos dos puntos cubiertos, podrás estar seguro de que la placa entrará perfectamente en tu cocina y no habrá sorpresas luego durante la instalación.

Por otro lado, cabe mencionar también que hay placas vitrocerámicas portátiles que solo miden unos 30 centímetros más o menos; ideales para transportarlas o para una sola persona.


Panel de control 

Será de suma importancia además verificar el panel de control de la placa para saber cuál es la propuesta en cuanto al manejo completo que tendrás de la misma. Sin lugar a dudas tienes que optar por una placa de cocina que te resulte simple y práctica de manejar y no que termines enloqueciendo o arrepintiéndote de haberla elegido.

La mayoría de las encimeras vitrocerámicas modernas que se encuentran disponibles en el mercado cuentan con controles sensitivos, la mayoría táctiles que posibilitan un uso muy intuitivo y fácil que con solo deslizar los dedos podrás encender o apagar la placa; así como también subir y bajar la temperatura, programar el tiempo de cocción y utilizar otras funciones extra si es que las tiene.


Temporizador

Verificar si la placa que quieres comprar cuenta con temporizador, es un aspecto muy útil que te recomendamos considerar al momento de tu elección; puesto que te permitirá programar muy fácilmente el tiempo de cocción por cierta cantidad de tiempo para adaptarse a cada platillo en particular que necesitas preparar.

Los modelos de placas vitrocerámicas más modernas y avanzadas permiten inclusive ajustar el tiempo de cocción de cada zona o quemador individual para poder así cocinar al mismo tiempo diferentes comidas o alimentos que requieren un tiempo de cocción distinto.

La otra ventaja de que la placa de cocina cuente con un temporizador es que te permitirá programar el tiempo de la comida y luego ponerte a hacer otras tareas o actividades en la casa sin la necesidad de tener que estar súper atento a la cocina. Inclusive algunos modelos cuentan con una alarma sonora que avisa cuando el tiempo programado se cumplió y se apagan automáticamente


Seguridad

Como ya hemos mencionado antes, las placas vitrocerámicas hacen la vida más fácil porque son mucho más sencillas de limpiar, calientan rápidamente y ofrecen un control intuitivo y cómodo de usar. Asimismo, otra gran ventaja de ellas radica en el hecho de que la mayoría de los modelos modernos ofrecen un bloqueo de seguridad que impide que la placa se encienda accidentalmente; así como gracias al temporizador, la misma se apaga automáticamente al finalizar la cocción.

Por otro lado, vienen con un interruptor de seguridad contra sobrecalentamiento y un bloqueo de seguridad para niños para evitar cualquier posible accidente con los más pequeños de la casa; ya que impide que los niños al tocar el panel puedan encenderla, modificar el tiempo o sus funciones.

Asimismo, algunos modelos más avanzados e innovadores ofrecen inclusive la posibilidad de programación diferida, lo que te permitirá ahorrar mucho tiempo en la cocina así como el esfuerzo.


Limpieza y mantenimiento de placas de vitrocerámica

Es bastante común que mientras estamos cocinando, se produzcan derrames de diferentes alimentos sobre la placa de vitrocerámica provocando que esta se ensucie. Por esta razón, lo ideal siempre será limpiar la placa de cocina después de que hayamos terminado de cocinar en ella y una vez que esté completamente fría.

Las encimeras de vitrocerámica se caracterizan por ser muy fáciles de limpiar, puesto que son superficies lisas fabricadas en un tipo de vidrio que facilita esta tarea. Ahora bien, por lo general lo más aconsejable es verificar primero si el fabricante recomienda algún producto en particular para la limpieza; en caso contrario entonces buscar un producto específico para vitrocerámicas, el cual por lo general es cremoso.

De esta manera, una vez que ya tienes el producto de limpieza, lo colocas sobre la placa de vitrocerámica por unos segundos o minutos (lee bien las instrucciones) y debes usar paños o esponjas suaves para removerlo de la placa. En caso de que después de retirado por completo el producto de la placa. Ahora bien, si continúa quedando suciedad o restos de alimentos sobre la misma, entonces quizás debas usar una rasqueta especial para vitrocerámica, pero nunca tienes que usar paños, estropajos o esponjas duras o de metal que puedan llegar a dañar o rayar la superficie de la placa.

Por otro lado, si prefieres usar productos naturales en lugar de comprar aquellos productos químicos; entonces podrías probar con la mezcla de bicarbonato de sodio y agua o también incluir vinagre blanco. De este modo, una vez que tienes la mezcla lista, debes colocarla sobre la superficie de la placa y removerla luego de unos 10 ó 15 minutos con un paño o esponja suave y listo.

Otro punto a tener en cuenta sobre la limpieza y el mantenimiento, es prestar especial atención al azúcar y la sal, debido a que son ingredientes abrasivos que podrían llegar a dañar cualquier tipo de vidrio o cristal. Así es que cuando los usas al cocinar, será muy importante hacerlo con cuidado evitando que se derramen sobre la placa y si esto llegara a suceder, entonces será necesario limpiar inmediatamente.

Por otro lado, también será fundamental prestar especial cuidado cuando manipulas utensilios u objetos pesados y punzantes mientras cocinas para evitar que se caigan sobre la superficie de la placa y la rayen o la dañen, pues no podemos olvidar que la vitrocerámica es resistente pero al mismo tiempo delicada.

Por último, también es recomendable evitar que objetos de plástico y aluminio hagan contacto con las zonas de cocción para evitar que, en el caso del plástico se derrita y se pegue en la superficie dañándola y en el caso del aluminio, que este se caliente demasiado pudiendo ocasionar quemaduras.


Precio

En la actualidad podemos encontrar en el mercado una amplia variedad de placas vitrocerámicas disponibles, las cuales varían en precio dependiendo del tamaño, de la potencia, de la cantidad de zonas de cocción, del panel de control y de las diferentes funciones que ofrecen. Aunque podríamos decir que la mayoría de los modelos oscilan entre los 435 a 135 euros aproximadamente.

De esta forma, si estás buscando una placa de vitrocerámica de alta gama fabricadas con materiales de alta calidad, con una gran versatilidad gracias a sus funciones y tamaños que pueden ir desde tamaños grandes con 5 quemadores hasta tamaños medianos con 3 quemadores; entonces los precios de estos modelos varían entre los 435 a los 210 euros aproximadamente.

Mientras que si estás en la búsqueda de una encimera de vitrocerámica de gama media con una excelente relación calidad precio en el mercado, de 3 ó 4 zonas de cocción; entonces los precios pueden oscilar entre los 209 a 150 euros más o menos.

Ahora bien, si estás buscando comprar una placa de vitrocerámica de gama baja y tamaño compacto con 3 zonas de cocción como máximo y las funciones básicas; entonces los precios que encontrarás en el mercado variarán entre los 149 a los 135 euros aproximadamente. 

¿Fue útil esta guía de compra? Califícala para ayudarnos a mejorarla

[Total: 3 Promedio: 4.7]

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE: